miércoles, 7 de enero de 2015

Me gustaría

Hoy me apetece un café de largos sorbos y espuma pegajosa, vapor ondulante e instantes reflexivos.

Deseo amanecer entre sábanas cálidas y el hocico húmedo de Kayla dándome los buenos días; mirar a través del cristal y que el resplandor matinal entrecierre mis ojos oscuros. 
Quiero moverme y sentir la energía de la actividad en mi musculatura.

Observar por la ventanilla del ómnibus a alguien plantando un árbol y un graffiti en el paredón con una frase liberal. Ojalá me encuentre en el camino a ese muchacho de cabello revuelto y ojalá la plaza del barrio esté llena de gritos y pan. 
 
Espero que durante el día me lleguen buenas noticias y que ese ansiado llamado termine con un ''sí''. Me gustaría asistir temprano al concierto del violinista callejero, entretejiendo alegría con los acordes de Vivaldi.

No quiero oirte narrar el día en escala de grises, ni perderme tus dedos tallando luces en los rostros de papel.
Quiero volver extenuada para compartir el motivo que aún nos queda.
Y que las palabras se vistan de insuficientes.

Que inventemos otras...

Que se oculten en mis brazos y las consuma tu mejilla.


Fotografía de Eduardo Castillo.


Y a ti, ¿qué te apetece hoy?



3 comentarios:

  1. Hola. Muy poético y nostálgico tu relato, es un encanto. Hoy, me apetece una mantita, un café con galletas humeantes y un hombre cómodo sobre el que apoyarme mientras hablo de lo absurdo de la vida.
    Un saludos, ¡y nos leemos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Amy Lenda Shariel! Muchas gracias, me alegra que te haya gustado. Qué lindos deseos, nada mejor que disfrutar del placer de la simplicidad y lo cotidiano. Un gusto tenerte por aquí, nos leemos. :D

      Eliminar