miércoles, 28 de octubre de 2015

El personaje de Sue

La brisa otoñal movía con impaciencia la puerta trasera. El bullicio del exterior se asomaba de a ratos pero no conseguía desconcentrar a Sue de la escritura, estaba absorta en el relato que llevaba escribiendo durante horas.

En el sala principal sólo alcanzaba a oírse el sonido de su garabateo y el roce de su mano izquierda contra el papel.

Iba dando vida a su creación conforme la veía en su mente y con el lápiz sacando chispas.
Su personaje lucía un vestido blanco que eterno se fundía con la hierba, y una cadena de plata en el cuello. Su mirada, también plateada, estaba desprovista de toda oscuridad, de toda malicia.

La imaginó alejada de convencionalismos, así la eligió y así lo plasmó en sus letras.

Cuando la puerta trasera se cerró repentinamente, Sue ni siquiera se movió de su lugar.

Fue como si en el transcurso de un instante el aire se densificara con un aroma somnífero y embriagador.
Con un súbito calor cabalgándole en los hombros levantó la vista, por fin, del relato y dejó caer el lápiz.

Y entonces la vio.

Reconoció la plata en los ojos y en el cuello. El cabello serpenteante hundiéndose en el blanco vestido, el piso inestable bajo sus pies.

''Es hermosa'' pensó con desconcierto.

Su personaje, complaciendo su inconsciente deseo de verla mientras la escribía, la miró fijamente.

Sue no conseguía apartarle la mirada, la luz que emanaba aquel ser era cegadora, despampanante, demasiado bella.

Tanto que no advirtió el cese de su propia respiración, tanto que de sus jóvenes latidos sólo quedaron los ecos.

De todo, lo que nunca imaginó fue que su Muerte resultara tan hermosa...








6 comentarios:

  1. Qué relato tan hermoso, Sal. Solo una escritora convencida y llena de imaginación podía haber deseado plasmar por escrito su muerte, presintiendo cómo sería y casi enamorada de ella. Su espejismo cobró vida y lo imaginado se hizo realidad; el precio, su propia vida...

    Aunque hay un halo de tristeza envolviendo la historia diría que también es romántica. Me ha encantado, amiga, es un placer leer tus inspiradas letras!!

    Un beso enorme y feliz tarde :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Julia. Para mí es un placer encontrarte siempre por aquí, leyendo e interpretando mis textos.
      Me hacen muy feliz tus visitas, tus comentarios llenos de amabilidad, reflexiones y buena energía. Gracias por estar siempre; espero que las letras nos sigan conectando. ¡Un fuerte abrazo, amiga! Feliz noche de lunes :D

      Eliminar
  2. Me ha chifladoooooooooo! Ver y describir la propia muerte de una manera hermosa resulta reconfortante. Me gusta tu delicadeza y dulzura al describir y escribir. Te sigo con gusto, Sal Yin! Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Hada Rac Mar. ¡Bienvenida! Me alegra tu visita y que te haya gustado el relato.
      Yo también te sigo con gusto, un saludo y feliz lunes :)

      Eliminar
  3. Vaya, mi nick es Sue(me llamo Susan) y me gusta escribir...Me has hecho sentirme protagonista de tu relato. ¡Uf!
    Un saludico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, Susan. Espero que la coincidencia no haya incomodado la lectura; por suerte es sólo ficción jaja.
      Muchas gracias por la visita, saludos :)

      Eliminar